Sala Dioramas

Bienvenidos al

MUSEO DE LA CAZA DE LOS YÉBENES

En este museo, cuya base es la Taxidermia, tanto la captura como la naturalización de los animales expuestos se ha efectuado cumpliendo estrictamente todas las normas legales, y nunca han supuesto expolio alguno para la Naturaleza.

En el Parque de la Naturaleza, en uno de sus mosaicos se dice GOZAR DE LA NATURALEZA, ES UN DERECHO, DEFENDERLA UNA OBLIGACIÓN. ES LA MEJOR HERENCIA PARA NUESTROS NIETOS.

Y ese es el mensaje que este museo quiere transmitir. Hacer saber a los niños y jóvenes que la caza es una acción positiva, y que solo conociéndola la podrán amar y respetar. Silenciarla, supone privar a nuestros hijos de un conocimiento enriquecedor, coartándoles su libertad de elección.

El museo esta dividido en tres sectores:

El primero dedicado a la caza, sus modalidades, su cultura y sus armas.

El segundo, a la Taxidermia y sus métodos de trabajo, tanto actuales como antiguos.

El tercero denominado EXPEDICIONES recoge una magnifica colección de las aves europeas y de animales de la fauna cinegética mundial. El salón está preparado para conferencias y dotado de un equipo audiovisual para proyectar en pantalla documentales sobre caza y naturaleza.

En la primera sala, que cumple función de vestíbulo, preside la fotografía dedicada de S.M. el Rey don Juan Carlos I, primer cazador de España, rindiéndole así un merecido homenaje.

Los dos dioramas “el ojeo de la perdiz “y “la montería”presentan a la caza como una actividad generadora de empleo, tan necesario siempre. Son las dos modalidades de más renombre en España, especialmente en Castilla la Mancha, Andalucía y Extremadura, y son también muy apetecidas por cazadores de Francia, Inglaterra, Italia y EE.UU.

Sobre el ojeo de perdiz, en el libro “La Caza y Los Yébenes”se dice:

“ …levantar el vuelo, hacia atrás la vida hacia adelante, el miedo al acierto o la esperanza al fallo… ”

Sobre la montería,Camilo José Cela (premio Nobel de literatura)escribió:

“La generosa y benemérita ocurrencia de perpetuar los instantes de la bestia y del monte en el campo toledano de Los Yébenes, en el horizonte en el que la libertad no tiene mas frontera que la muerte”

Ojeo De La Perdiz

modalidad tradicional de caza menor

Es una forma tradicional que se practica para cazar la perdiz roja, autóctona en España.

Se realiza colocando los puestos siguiendo la configuración del terreno; los ojeadores o batidores se sitúan en dirección opuesta a la de las pantallas y en el límite de la superficie a batir, a una voz de mando, avanzan hacia los cazadores profiriendo voces y haciendo ruido para dirigir las perdices hacia ellos.

La caza en ojeo de perdiz roja en España, comenzó a finales del siglo XIX, y su repercusión económica en las zonas rurales es de vital importancia para familias enteras que dependen económicamente de este modo de caza.

Ojeo de la Perdiz  Fotografía Jaime Salas Pavón | jsalaspavon.com

“Ojeo de la Perdiz”

La Montería

modalidad tradicional de caza mayor

"La Montería" Fotografía Jaime Salas Pavón | jsalaspavon.com

“La Montería”
Fotografía Jaime Salas Pavón | jsalaspavon.com

La caza de montería es una variedad de caza mayor cuyo origen se pierde en la noche de los tiempos.

En ella tienen especialísimo protagonismo los perros pues son los actores principales sin los que sería imposible llevarla a cabo. Se reúnen en rehalas que suman entre 10 y 12 colleras o parejas y están conducidas por un perrero o podenquero. Las razas más características son el podenco, el mastín y los cruces entre ellos. El primero tiene la misión de levantar la caza y el segundo es el responsable de apresar los jabalíes.

En este sistema de caza, los cazadores se sitúan en unas líneas o armadas de puestos que rodean el terreno, mientras las recovas se encargan de batir el espacio o mancha que se ojea. Se abaten mayormente jabalíes y ciervos, especies que, últimamente, se han incrementado con el gamo y el muflón. Solamente en determinadas regiones del norte de España está autorizado el lobo como pieza venatoria.

La montería, se realiza principalmente en el centro y sur de la península Ibérica y su forma actual es el fruto de una evolución durante los últimos 500 años.

Los Montes de Toledo, por su monte espeso y sus ruidosas pedrizas, están considerados como una zona privilegiada para su práctica, y en su corazón está enclavado el pueblo de Los Yébenes con un término municipal cercano a las 70.000 Has, de las que el 90% está dedicado a la caza mayor.

El sonido de las caracolas de los rehaleros cuando “sueltan” llena de alegría el monte de la mañana y de tranquilidad el de “recogida” por la tarde. Entre ambos espacios, transcurre la montería.

Uniformes

parte de la cultura de los montes de Toledo

Cuatro vitrinas albergan la vestimenta usada en su día por personajes que hoy constituyen parte de la cultura de los Montes de Toledo.

El uniforme que perteneció al guarda forestal Benito Pérez Juárez, mano derecha del ingeniero de montes José Lara Alén, impulsor del coto de Quintos de Mora.

A su lado, el del guarda privado de caza Francisco López-Rey Avendaño, responsable de cotos en donde la perdiz, el conejo y la liebre eran piezas mimadas. La guardería fue su vida hasta que se jubiló, y pudo presumir de no haber tenido nunca que multar a nadie para hacer cumplir la ley.

Sigue el traje de Julián Morales “Kabila”, sencillo y humilde como el de todos los secretarios y ojeadores. Nadie, como él, conocía el vuelo de la perdiz y las querencias del venado.

El último perteneció al podenquero de Eulogio Diezma “El Canene”, un amigo entrañable del que lloramos su muerte prematura. Su alegría y su voz en la sierra serán siempre recordadas por todos.

Vitrinas Trajes usados

Vitrinas
Trajes usados

La Berrea del Ciervo

modalidad tradicional de caza mayor

Se practica en la época de celo del ciervo. Es una modalidad absolutamente selectiva ya que se caza a la única pieza que se ha elegido como presa.

"La Berrea del Ciervo" Fotografía  Jaime Salas Pavón | jsalaspavon.com

“La Berrea del Ciervo”
Fotografía Jaime Salas Pavón | jsalaspavon.com

La berrea tiene dos momentos álgidos durante el día, el amanecer y el atardecer, el resto del tiempo los ciervos permanecen encamados en el monte. Durante las horas de actividad, los venados señalan su territorio con “marcas” olfativas, restregando la cornamenta y sus glándulas supraorbitales contra árboles y arbustos; también tienen que defender sus “harenes” del acoso de rivales, entablando combates para dilucidar el derecho a cubrir las hembras, peleas características de las especies polígamas.

La berrea, también conocida como “brama” tiene lugar a finales de Septiembre cuando caen las primeras lluvias de otoño. Los ciervos, entonces, lanzan al aire sus bramidos en un tono desafiante, que cuanto más bronco más se relaciona con el poder y la soberanía de la sierra. La berrea de los venados no solo emociona a los cazadores, también a todos los amantes de la naturaleza.

Junto al diorama se exhibe una reproducción, tan perfecta que parece el original, del récord nacional de ciervo, abatido en la finca “El Pimpollar” por José Recio y que alcanzó una puntuación de 236 puntos.

En la pared, una muestra significativa del Museo Teratológico de JUMELO, una singular colección reunida por el ingeniero de montes Francisco Mena Martín-Delgado, alma del Parque Natural de Hosquillo. Se entiende por teratología la disciplina científica que, dentro de la zoología, estudia a las criaturas anormales, es decir, aquellos individuos que no responden al patrón común. Proviene de los términos griegos Tera (monstruo) y Logia (estudio).

entrada al museo de la caza

Teratología a la derecha
La Berrea del Ciervo, izq.

El oso

oso pardo en proceso de hibernación

¡¡ Hablemos bajito para no despertar al oso de su sueño¡¡

Se trata de una hembra de oso pardo en el periodo de hibernación mientras gesta su cría que dará vida a uno, dos o tres oseznos en el mes de enero.

El peso de los recién nacidos no excederá los 350 gramos y su pequeño tamaño se debe a que el desarrollo embrionario se reduce a los dos últimos meses. El óvulo fecundado en la época de celo (Mayo-Junio) interrumpe su desarrollo, quedando en fase latente hasta el otoño, momento en el que el huevo se implanta en el útero y se reinicia la gestación. Este fenómeno se denomina ovoimplantación diferida.

Un adulto puede llegar a pesar 180 Kg.. y en estado libre vivir hasta 25 años.

Se extiende por la zona montañosa del norte de España a lo largo de Asturias, León, Palencia y Cantabria, donde viven algo más de un centenar de ejemplares; en otros tiempos ocupaba la práctica totalidad de la Península Ibérica, de donde fue desapareciendo debido a la destrucción de su hábitat y a la persecución humana.

"El Oso" Fotografía  Jaime Salas Pavón | jsalaspavon.com"

“El Oso”
Fotografía Jaime Salas Pavón | jsalaspavon.com”

Los osos pueden causar esporádicamente daños a la ganadería y a la agricultura que son resarcidos por las administraciones públicas, al estar catalogado como especie en peligro de extinción. En el libro “La Montería” de Alfonso VI se dice de una de las fincas del termino de Los Yébenes “Valdelacarcel, tierra de puercos y osos”.

El ejemplar expuesto fue donado por un cazador español y procede de un coto de caza de Rumanía, país con un censo de más de 7.000 osos.

El Aguardo de Jabalí

modalidad de caza de jabalí

La espera o aguardo es, junto a la montería, la modalidad más empleada para cazar el jabalí en España; tiene lugar, sobre todo, en los atardeceres y noches de los meses de verano.

Previamente, hay que comprobar las querencias y los “pasos” fijos, los lugares de alimento o bañas de los animales; obrando en consecuencia, el cazador se sitúa oculto a una distancia prudencial de ellos, teniendo en cuenta la dirección y el sentido del viento. Esta modalidad requiere mucha paciencia y silencio por parte de sus practicantes y es básicamente nocturna porque de día los jabalíes se mantienen en sus encames. Las noches de luna llena son especialmente propicias.

Existió en Los Yébenes un personaje que dedicaba a la espera casi 250 días al año y que, en las crudas noches de invierno, utilizaba un gato doméstico para calentarse las manos. Se llamaba José Antonio García Rojo, cariñosamente conocido como José Antonio “el de Lituero”.

"Aguardo de Javalí" Fotografía  Jaime Salas Pavón | jsalaspavon.com

“Aguardo de Javalí”
Fotografía Jaime Salas Pavón | jsalaspavon.com

Los Galgos

caza libre en campo abierto

"Los Galgos" Fotografía Jaime Salas Pavón | jsalaspavon.com

“Los Galgos”
Fotografía Jaime Salas Pavón | jsalaspavon.com

El galgo se utiliza en España, como en otros países, para la caza de la liebre en campo abierto. El perro caza la pieza, casi sin intervención humana, tras una persecución a la carrera en compañía y con ayuda de otro galgo. Este tipo de cacería, que en la actualidad tiene carácter deportivo, en el pasado estaba rodeada de gran prestigio social que repercutía en los poseedores de los mejores ejemplares.

El galgo es el cánido más numeroso en España y es frecuente encontrarlo en cualquier pueblo y ciudad de las llanuras patrias. Esta raza mueve anualmente unos 60 millones de euros, solo entre los aficionados a las sociedades galgueras en donde preparan entre 3000 a 4000 galgos de competición.

En la actualidad, la liebre se reserva cada vez más, para la cacería con galgos.

Cervantes con su “galgo corredor” elevó esta cacería a emblema cinegético.

Los Furtivos

caza de supervivencia para los pobres

En las edades Media y Moderna, la caza menor era la única permitida a toda la población y la legislación perseguía duramente a los furtivos pero, para muchos, la fauna silvestre era su única forma de sobrevivir y siguió la caza ilegal como demuestran las sucesivas leyes combatiéndola.

La especie más cazada era el conejo por medio de lazos y cepos. La caza mayor requería unas armas que el campesino no tenia, por lo que conseguir un ciervo era, como poco, impensable.

Las guerras napoleónicas inundaron de armas la península y la caza, consiguientemente, se vio muy afectada por la nueva circunstancia, las luchas civiles del siglo XIX no hicieron más que empeorar la situación. La caza furtiva y sus personajes son fruto de ese momento en el que la caza es una fuente de alimento de las poblaciones rurales más desfavorecidas.

En 1904 se promulgó la primera ley general de caza en España, a la que luego han seguido otras hasta el momento actual en el que la responsabilidad de la caza se ha trasferido a las comunidades autónomas. En la actualidad, ya no es el hambre el motivo de la caza furtiva y las leyes de protección a la Naturaleza persiguen esa dañina actividad.

Existen dos tipos de furtivos: el de carne y el de trofeo. El primero prefiere las hembras, más abundantes, para comercializar sus canales; el segundo los machos por sus trofeos, bien para venderlos o como motivo de orgullo personal.

En el Parque de la Naturaleza de Los Yébenes se puede admirar el único monumento dedicado en España al furtivo, pero no es un homenaje a delincuentes, se quiere honrar al cazador de oficio que se vio obligado, en circunstancias de penuria económica, a contravenir a las leyes para cumplir con la superior de alimentar a su familia.

"Los Furtivos" Fotografía Jaime Salas Pavón | jsalaspavon.com

“Los Furtivos”
Fotografía Jaime Salas Pavón | jsalaspavon.com

Caza Alta Montaña

esencia de caza solitaria

Es la esencia de la caza solitaria y presenta características exclusivas.

El Marqués de Laserna, gran conocedor de este tipo de caza lo describe magistralmente en sus relatos y considera la caza de alta montaña como el reto más significativo ante la Naturaleza porque en su dureza no caben mixtificaciones, para vencer a la montaña revestida de soledad y silencio solo vale el esfuerzo que es el fundamento de esta cacería.

En España las especies de caza de alta montaña son el rebeco y la capra hispánica.

El rebeco (Rupicapra rupicapra) habita en la cordillera Cantábrica y los Pirineos. La subespecie cántabra es más pequeña que la pirenaica que también es conocida por el nombre de “sarrio”.

La cabra hispánica o montés (Capra pyrenaica) es un endemismo propio de la península ibérica. Su distribución es la siguiente: Montes gallegos, sistemas Central e Ibérico, cordilleras costeras mediterráneas, montes de Toledo, sierras Madrona, de Cazorla y Segura, Cordillera Penibética y serranías mediterráneas andaluzas.

Los trofeos de macho montés están muy cotizados en el mundo entero.

Caza de Alta Montaña Fotografía Jaime Salas Pavón | jsalaspavon.com

Caza de Alta Montaña
Fotografía Jaime Salas Pavón | jsalaspavon.com

La Cetrería

arte de la caza de volatería

La cetrería es el arte de criar amaestrar, enseñar y curar halcones y demás aves apropiadas para la caza de volatería.

Su origen es asiático y se remonta varios siglos antes de Cristo. A España la trajeron los árabes que la habían conocido de los pueblos nómadas del Asia central. Su esplendor se vive en la Edad Media y su ocaso durante la Moderna. Tras un período de decadencia, resurge gracias a Félix Rodríguez de la Fuente, que logró despertar la afición de los españoles por esta modalidad de caza.

La cetrería es un instrumento idóneo para la seguridad de los aeropuertos, pues se utilizan las rapaces para ahuyentar a otras aves de las pistas.

En Los Yébenes apenas hay afición por esta modalidad.

"La Cetrería" Fotografía Jaime Salas Pavón | jsalaspavon.com

“La Cetrería”
Fotografía Jaime Salas Pavón | jsalaspavon.com

Las Armas

necesidad de alimento

"Las Armas" Fotografía Jaime Salas Pavón | jsalaspavon.com

“Las Armas”
Fotografía Jaime Salas Pavón | jsalaspavon.com

A lo largo de la historia, los hombres han necesitado armas para alimentarse y defenderse y las armas han ido evolucionando conforme a las necesidades de la caza y la guerra.

La distancia entre el cazador y la presa se modificó, del cuerpo a cuerpo se pasó al arco y la flecha, luego llegó la ballesta y por último el invento de la pólvora marcó un antes y un después al dar ocasión a una nueva arma que se anunciaba con gran estruendo, el arcabuz que arrojaba fuego y plomo.

"Las Armas" Fotografía Jaime Salas Pavón | jsalaspavon.com

“Las Armas”
Fotografía Jaime Salas Pavón | jsalaspavon.com


"Las Armas" Fotografía Jaime Salas Pavón | jsalaspavon.com

“Las Armas”
Fotografía Jaime Salas Pavón | jsalaspavon.com

Los Zorzales

su tamaño les hace irreconocibles

Debido a su reducido tamaño, es difícil diferenciarlos en vuelo de otras especies como alondras, estorninos, trigueros…

El zorzal es un ave cautelosa, prudente y muy inteligente por lo que nunca arriesgará su vida cuando capte la más mínima señal de peligro.

Su caza tiene muchos adeptos en Francia y en Italia. En España se utilizan cuatro modalidades:

El paso, desde el dormidero al comedero o a la inversa, según sean las primeras horas del día o al atardecer.

Con reclamo, estando prohibidos por la ley los aparatos eléctricos que reproduzcan el sonido del animal.

La caza en “barraca”, practicada fundamentalmente en Aragón, Cataluña y Baleares, que consiste en colocar en unos recintos llamados “barracas”, multitud de palitos untados de liga a los que quedan adheridos los zorzales.

Caza con red en colls, que consiste en la capturarlos con redes. Este es un procedimiento selectivo, pues se sueltan a las otras especies sin que sufran daño alguno. Se practica, desde tiempo inmemorial, en las islas Baleares.

"Los Zorzales" Fotografía  Jaime Salas Pavón | jsalaspavon.com

“Los Zorzales”
Fotografía Jaime Salas Pavón | jsalaspavon.com

Caza con Cepo

artefactos ingeniosos del pasado

El cepo es un artefacto ideado para sujetar, retener o inmovilizar piezas de caza.

Su uso, está actualmente prohibido en la mayoría de los países. Antes de la introducción de la mixomatosis que exterminó a los conejos, existía una profesión en Los Yébenes, conocida por el nombre de “los ceperos”, de la que vivían muchas familias. La carne de conejo de monte estaba muy solicitada entonces, incluso por los restaurantes de las ciudades.

La desaparición del conejo trajo aparejada la de los linces pues aquellos constituían su dieta principal. El término de Los Yébenes, especialmente en los alrededores del Castillo de las Guadalerzas estaba considerado como uno de los principales hábitat de linces en España.

"Los Cepos" Fotografía Jaime Salas Pavón | jsalaspavon.com

“Los Cepos”
Fotografía Jaime Salas Pavón | jsalaspavon.com

La Avutarda

el mayor ave de la península ibérica

"La Avutarda" Fotografía  Jaime Salas Pavón | jsalaspavon.com

“La Avutarda”
Fotografía Jaime Salas Pavón | jsalaspavon.com

La avutarda es la mayor ave capaz de volar, llega a alcanzar los 16 kilos de peso y puede vivir entre 10 y 15 años. Con un porte majestuoso, tiende a apeonar cuando es molestada con preferencia a volar. Su hábitat característico son las estepas y praderas, pero con el avance de la agricultura se ha adaptado a terrenos abiertos con pastoreo extensivo y cultivos de secano, especialmente de cereal.

Se extinguió en el resto de Europa durante los siglos XIX y XX, excepto una pequeña colonia en Hungría. En España se prohibió su caza en1980, siendo director general de ICONA José Lara Alén, hasta entonces estaba considerada pieza cinegética.

Se calcula que en España (según estudio de Seo/Birdilife de 2005) existen 25.000 ejemplares de los que casi la mitad están asentados en la Comunidad de Castilla León, 6.000 en Extremadura, 4.500 en Castilla La Mancha y un millar en Andalucía.

En el término de Los Yébenes, en la zona lindera con “la Ardosa” de Consuegra, la población es cada vez más numerosa.

Rececho del Corzo

animal silvestre de gran belleza

Dice la asociación del corzo español:

“ Cuantas veces al llegar al cuerpo exague del corzo muerto hemos sentido una mezcla agridulce de rabia y placer al ver yacer tanta belleza. Sin embargo algo nos invita a continuar en pos de esta especie .Su caza subyuga al aficionado hasta extremos que solo quienes hemos enfermado de ello somos capaces de entender”

Pocos animales silvestres son comparables al corzo por su belleza, su porte delicado y sus elegantes movimientos. Es un animal de costumbres fijas y la curiosidad es su mayor defecto, curiosidad que, a menudo, le convierte en blanco fácil para el cazador.

El abandono de la población en zonas rústicas ha contribuido a que esta especie se extienda por toda España.

Su trofeo es altamente valorado por los aficionados a la caza mayor, convirtiéndole tras la cabra hispánica en uno de los más deseados.

"El Corzo" Fotografía  Jaime Salas Pavón | jsalaspavon.com

“El Corzo”
Fotografía Jaime Salas Pavón | jsalaspavon.com

La Caza del Hurón

técnica ancestral romana

"Caza del Hurón" Fotografía  Jaime Salas Pavón | jsalaspavon.com

“Caza del Hurón”
Fotografía Jaime Salas Pavón | jsalaspavon.com

Los romanos ya utilizaban a los hurones para cazar conejos, siendo una de las técnicas cinegéticas más antiguas.

Es un animal carnívoro que se domestica fácilmente y su dieta suele ser carne cruda, pienso y a veces pescado de río.

Se reproduce bien en cautividad, pariendo la hembra a las 6 semanas una media de 12 crías. Actualmente, este tipo de caza está limitado a consecuencia de la dramática disminución de conejos que produjo la mixomatosis. Solo se permite si se reconoce una plaga de conejos que hagan daño a los cultivos.

Este sistema de caza consiste en introducir el hurón por las bocas de la madriguera para que desaloje a los conejos, que saldrán corriendo sirviendo de blanco a los cazadores.

Si el cazador es inexperto y confunde la madriguera de un conejo con la de un zorro o tejón, lo mas probable que estos maten al hurón.

En Castilla la Mancha, los permisos para cazar con hurón son frecuentes.

Los Cepos

colección de las más completas

"Colección de Cepos" Fotografía  Jaime Salas Pavón | jsalaspavon.com

“Colección de Cepos”
Fotografía Jaime Salas Pavón | jsalaspavon.com

La colección de cepos expuesta es una de las más completas de España. Estos instrumentos están ahora absolutamente prohibidos.

Imaginad que paseando por el campo cayerais en el cepo grande y no hubiera nadie que acudiera en vuestro socorro. ¡Mejor no pensarlo!

Las Acuáticas

sobre puestos flotantes

Es una modalidad de caza en la que los cazadores se introducen en barriles situados dentro del agua o se colocan en barcas y posturas entre los juncos, dentro de una superficie acuícola donde las anátidas tienen sus querencias naturales. Como reclamo se utilizan cimbeles bien de madera o de plástico.

Se practica a primera hora de la mañana y en las últimas de la tarde.

En España se realizan tiradas de patos en las albuferas, pantanos, lagos y ríos y es una modalidad que tiene larga tradición.

"Aves Acuáticas" Fotografía  Jaime Salas Pavón | jsalaspavon.com

“Aves Acuáticas”
Fotografía Jaime Salas Pavón | jsalaspavon.com

Reclamo de la Perdiz

modalidad muy selectiva

Esta forma de cazar es de la más selectiva y menos mortífera.

Solo se caza en los dos meses escasos en los que se produce el celo de las perdices; corta en el tiempo más lo es en el número, porque está dirigida exclusivamente a los machos.

Tampoco hay lances en todos los puestos, escasamente se dispara en el 50% de las veces.

Es una actividad que no rompe el equilibrio ecológico, ni pone en peligro las poblaciones de perdiz roja, por eso en los cotos dedicados exclusivamente a esta modalidad, aumenta la población de perdices.

En Los Yébenes ha existido siempre una gran afición. Todavía se recuerdan las jaulas con perdigones que deleitaban a los comensales de un famoso restaurante cuyo gerente era uno de los más apasionados perdigoneros de la comarca.

"Reclamo de la Perdiz" Fotografía  Jaime Salas Pavón | jsalaspavon.com

e la Perdiz”
Fotografía Jaime Salas Pavón | jsalaspavon.com

La Caza con Lazo

causan sufrimiento al animal

Se utilizan para eliminar a las alimañas, especialmente al zorro, de los cotos de caza menor.

El lazo se forma con un cable de acero de 2mm y se instala, sujeto a los matorrales o bien clavado al suelo, en los pasos o trochas donde el zorro tenga su querencia, teniendo especial cuidado de que los alambres ni brillen ni huelan. Los pastores de antaño acostumbraban a dejarlos un tiempo sumergidos en un arroyo para que el agua los oxidara y les hiciera perder todo olor.

La mejor época para su colocación es desde Noviembre a Febrero, para que los animales que se eliminen no críen en la primavera siguiente.

Para utilizarlos, es necesaria una autorización administrativa.

"Caza con lazo" Fotografía  Jaime Salas Pavón | jsalaspavon.com

“Caza con lazo”
Fotografía Jaime Salas Pavón | jsalaspavon.com

Caza Menor en Mano

caza en equipo y esfuerzo físico

La caza menor en mano es la que se practica por varios cazadores, abiertos en ala y a una distancia equidistante entre ellos, generalmente ayudados por perros, para batir el campo. Las manos se componen de dos a seis cazadores, y es una caza de equipo que requiere cierto esfuerzo físico.

La caza al salto -con o sin perro- es probablemente una de las formas más duras y más practicadas por los cazadores españoles. Es, por definición, la modalidad reina de las disciplinas cinegéticas y objeto también de competiciones de alto nivel.

A pesar de no tener en su término municipal grandes espacios para la caza menor, son muy numerosos los cazadores de Los Yébenes que practican esta actividad y varios han sido galardonados por la Real Federación Española de Caza.

"Caza Menor" Fotografía  Jaime Salas Pavón | jsalaspavon.com

“Caza Menor”
Fotografía Jaime Salas Pavón | jsalaspavon.com

Reclamo de la Codorniz

ave migratoria que “veranea” en España

Esta ave pasa el invierno en las cálidas tierras de África y viene a criar en nuestro país, regresando al sur cuando se acerca el tiempo frío.

Se trata de un ave pequeña de 15 hasta 20 cm., con un peso entre 200 y 250 gramos y un pelaje pardo leonado, mas oscuro en el dorso y casi blanco en el vientre.

Hay también aficionados a su caza con red. Estos emplean el reclamo de la hembra o en su defecto uno artificial, con el que el cazador habilidoso que sabe imitar la llamada amorosa atrae a la codorniz debajo de la red donde quedará luego enganchada.

La diferencia con el reclamo de la perdiz, es que el de la codorniz es incruento.

"Reclamo de la Codorniz" Fotografía  Jaime Salas Pavón | jsalaspavon.com

“Reclamo de la Codorniz”
Fotografía Jaime Salas Pavón | jsalaspavon.com

La Perdiz Pardilla

ave migratoria que “veranea” en España

La perdiz pardilla es una galliforme de tamaño semejante al de la perdiz roja, si bien un poco más pequeña, con una longitud total de 29-31 cm. y un peso que oscila entre 350 a 400 gramos. Como su nombre indica, es de color pardo.

En la perdiz pardilla, también se denominan perdigones a los pollitos hasta que tienen cuatro meses de edad.

Sus nidos, que presentan en algunos casos hasta 20 huevos, son responsabilidad de la hembra que incuba durante 23-24 días. Los nacimientos se producen a lo largo del mes de julio, llegando solo 2 o 3 a final de temporada.

Cataluña es el único lugar, en España, donde se puede cazar la perdiz pardilla. La caza se realiza con perro, desde Octubre a Enero, con un cupo de dos perdices por cazador y día.

"Perdiz Pardilla" Fotografía  Jaime Salas Pavón | jsalaspavon.com

“Perdiz Pardilla”
Fotografía Jaime Salas Pavón | jsalaspavon.com

Las Tórtolas

vista la península para reproducirse

La tórtola común es una especie migratoria que visita la Península para reproducirse. Cría entre Mayo y Julio y pone dos huevos muy blancos que son incubados durante 14 días por ambos progenitores. Los pollos abandonan el nido después de 18 o 20 días.

La caza de la tórtola suele ser al paso, para lo que hay que localizar previamente tanto los comederos como donde va a beber.

En Los Yébenes, la cacería de la tórtola como la de la codorniz constituían las joyas de la media veda.

Desde hace años, ambas especies han ido disminuyendo en estas tierras.

"Las Tórtolas" Fotografía  Jaime Salas Pavón | jsalaspavon.com

“Las Tórtolas”
Fotografía Jaime Salas Pavón | jsalaspavon.com

La Becada

ave más pequeña que una perdiz

La becada es un ave limícola y rechoncha, de menor tamaño que una perdiz y de hábitos forestales.

Su tamaño es de 30 a 35 cm. y su peso alcanza de 300 a 350 gramos, teniendo dos características morfológicas que llaman la atención: el largo pico de 67 a 80 mm y sus grandes ojos negros, situados en la parte superior de la cabeza que le permiten disfrutar de un campo de visión de 360 grados, a costa de mermar su visión frontal. La becada se la conoce también por los nombres de “chocha perdiz”, “sorda”, “arcea”, “oligorra”, “cega”, “pitorra” y “picona”y otros localismos dependiendo de la comarca donde se caza.

La caza de la becada ha sido emblemática en Europa y en el norte de España. Hoy es la caza de moda, porque la disminución de la patirroja ha motivado que se busquen en la becada las virtudes que la caza de la reina de la caza menor tenia por méritos propios.

"La Becada" Fotografía  Jaime Salas Pavón | jsalaspavon.com

“La Becada”
Fotografía Jaime Salas Pavón | jsalaspavon.com

El Lobo

estuvo presente en toda la península

El lobo ibérico se extendió, durante siglos, por la Península Ibérica, y habitó casi todo el territorio peninsular hasta el principio del siglo XX. No obstante, estuvo a punto de extinguirse en España durante los años setenta del siglo XX debido a las campañas de exterminio organizadas por la superabundancia de este animal, y cuyo resultado fue la práctica erradicación de esta subespecie en todo el país, exceptuando la parte noroeste y algunas áreas de Sierra Morena.

En Portugal, una política similar borró de sus campos al lobo, sobre todo el territorio al sur del río Duero.

Si se salvó, fue gracias a la labor de varios naturalistas y divulgadores como el español Félix Rodríguez de la Fuente, famosísimo gracias a su programa en TVE, “El hombre y la tierra” donde hablaba apasionadamente del “hermano lobo” como una especie a proteger.

Del lobo se ha hablado y escrito mucho, casi siempre con mala imagen. El cuento “Caperucita roja y el lobo” le presenta como un animal perverso. El pastor, que sufre sus robos de corderos o cabritos, lo ve como un enemigo de quien hay que defenderse, lo mismo el ganadero que padece en su economía por la pérdida de terneros, y será el cazador el responsable de perseguirlo en batida o en espera. Por eso el lobo, uno de los animales más enigmáticos e interesantes de nuestra fauna silvestre, se ha convertido en pieza de caza.

El último ejemplar que se cazó en Los Yébenes, fue abatido el 12 de Septiembre de 1972 por Fernando Aranguren en la finca “Puerto Alabarda”.

"El Lobo" Fotografía  Jaime Salas Pavón | jsalaspavon.com

“El Lobo”
Fotografía Jaime Salas Pavón | jsalaspavon.com

El Urogallo

ave galliforme de zonas frías

"El Urogallo" Fotografía  Jaime Salas Pavón | jsalaspavon.com

“El Urogallo”
Fotografía Jaime Salas Pavón | jsalaspavon.com

El urogallo en una especie de ave galliforme que se distribuye por buena parte de la Europa central y boreal, y en pequeños enclaves de la cornisa Cantábrica y la cordillera Pirenaica.

En 1979 quedó vedada, en España, la caza de esta ave y en 1986 se catalogó como especie protegida, pero ninguna de tales medidas ha supuesto un incremento de su población.

La caza del urogallo en la época esplendorosa del celo, ha tenido detractores tanto por parte de los cazadores como por la de personas relacionadas con la protección de La Naturaleza. Algunos cazadores la encontraban poco deportiva, y los grupos protectores temían su desaparición.

Desgraciadamente el número de estas aves ha disminuido dramáticamente en España y ha sido debido, en parte, a la desaparición de su hábitat y, sobre todo, por la aparición del jabalí, gran predador de sus huevos, en las zonas en que vive.

¿Y no cabría criarlos en cautividad? Hay que responder que es muy complicado criarlos y también conseguir que se adapten posteriormente al medio salvaje. Además de poco iba a servir tener urogallos enjaulados si no hay bosques apropiados donde soltarlos.

La supervivencia del urogallo, es una cuestión que importa y preocupa a los cazadores.

Perros de Caza

diferenciados por modalidades

Por su modalidad de caza son denominados:

  • DE MUESTRA
  • Drahtar
  • Pointer
  • Setter Ingles
  • Spagneul Bretón
  • Braco Alemán
  • Perdiguero de Burgos.

  • DE RASTRO
  • Labrador Retrevier
  • Teckel
  • Cobradrores
  • Golden Retrevie

  • OTROS PERROS DE CAZA
  • Fox Terrier
  • Dogo Argentino
  • Podenco Ibérico
  • Alano Español
  • Podenco Canario
  • Perro San Huberto
  • Mastín de Reala
  • Podenco de Reala.

Trampeo

hoy en día totalmente prohibidos

Trampeo es el arte de capturar a un animal con la ayuda de un artilugio diseñado para este fin.

En España ha habido una extensa tradición de trampeo. Esta actividad tuvo su auge cuando la población era mayoritariamente rural y obtenía del campo las materias necesarias para vivir, entre ellas los animales por sus pieles, carnes y otros derivados

Hoy, está absolutamente prohibido, a excepción del trampeo científico.

Municiones para Caza

las distintas modalidades y la munición

La munición es distinta según se utilice para la caza mayor o la menor. También es diferente si se emplea en escopeta o rifle.

La escopeta es el arma para la caza menor. Un cartucho de escopeta se compone de vaina, cápsula iniciadora, pólvora, taco, bala, y perdigón.

Un cartucho de rifle, de vaina, cápsula iniciadora, pólvora y bala.

Un cartucho de rifle, de vaina, capsula iniciadora, pólvora y bala.

El alcance del disparo de la escopeta es sensiblemente menor que el del rifle.

El rifle puede abatir piezas a 250 metros y aun a mayor distancia. La escopeta cargada de perdigones no llegará a 50 metros y con bala escasamente a los 100 metros. Las postas están prohibidas porque hieren, sin matar, mucha caza, algo que el buen cazador nunca desea.

"Munición" Fotografía  Jaime Salas Pavón | jsalaspavon.com

“Munición”
Fotografía Jaime Salas Pavón | jsalaspavon.com


"Munición" Fotografía  Jaime Salas Pavón | jsalaspavon.com

“Munición”
Fotografía Jaime Salas Pavón | jsalaspavon.com

Sonidos de la Caza

el deseo de imitar los sonidos animales

"Sonidos de la Caza" Fotografía  Jaime Salas Pavón | jsalaspavon.com

“Sonidos de la Caza”
Fotografía Jaime Salas Pavón | jsalaspavon.com

La imitación de los sonidos de los animales se remonta, probablemente, más allá de la aparición de los primeros instrumentos musicales.

Los más extendidos son:

  • LOS RECLAMOS, dirigidos en su mayor parte a la imitación del canto de las aves, pero también a cérvidos y cánidos.
  • CUERNOS DE CAZA, utilizados para guiar a cazadores y perros en la caza a la carrera.
  • CARACOLAS, empleadas en la montería española para llamar a los perros de las rehalas. Últimamente, se ha incorporado, con absoluto éxito, a las caracolas en composiciones musicales, como YEBEL de Ángel Luis Fernández.

Huellas y Rastros

saber lo que sucede en el monte

El cazador no solo se vale de su vista para conocer lo que albergan los montes. Los mamíferos, al contrario que las aves, son difíciles de observar por su carácter asustadizo y porque gran parte de su actividad es nocturna, por tanto las huellas de sus pisadas, los rastros que dejan en la vegetación y sus deshechos son los signos de que se vale el cazador para saber de ellos y sus querencias.